Bienvenido a Fisioterapia Bailío

Horas de apertura : Lunes a Viernes - 9 a 14 y 16 a 21
  Contacto : 957 047 937 - 695 904 730

Pilates embarazo. ¡Estámos de promoción!

¿Estás embarazada? ¿No sabes si puedes practicar algún ejercicio? Lee nuestro post e infórmate de todos los beneficios que obtendrás practicando pilates embarazo.

¿Cómo afecta el embarazo a nuestra musculatura?

Durante el embarazo la musculatura abdominal se estira para permitir el crecimiento del bebé. Esto debilita los músculos sobre todo aquellos profundos de la zona abdominal. Esta musculatura profunda proporciona sostén a la espalda. La falta de soporte hace que la espalda sea propensa a las lesiones durante el embarazo. Además, durante el mismo se libera una hormona llamada relaxina que provoca el estiramiento de los ligamentos para permitir que la pelvis se abra para el expulsivo.

La falta de fuerza provocada por el estiramiento muscular y ligamentario, unida al desplazamiento del centro de gravedad, provocan dolor de espalda en embarazadas. La relaxina permanece un tiempo en el cuerpo tras dar a luz, por ello es recomendable proteger la espalda durante el embarazo, y tras el parto, al dar el pecho o al coger en brazos al bebé.

La musculatura del periné es responsable de controlar la vejiga. Esta se debilita al estirarse y al tener que soportar el crecimiento del feto. Los problemas de suelo pélvico pueden desembocar en problemas de incontinencia urinaria.

También se previenen las lumbalgias, la postura de hombros caídos y la tensión cervical.

¿Es útil practicar pilates durante el embarazo?

El pilates es un ejercicio ideal durante el embarazo. Estos ejercicios se desarrollan en posiciones adecuadas y acordes a las diferentes etapas del embarazo. Además los ejercicios de suelo pélvico han demostrado que reducen la pérdida de orina en mujeres con incontinencia.

Estos ejercicios de suelo pélvico se consideran una parte importante de pilates.

¿Es seguro practicar pilates en el embarazo?

Lo ideal es que te pongas en manos de un profesional (como tu fisioterapeuta de confianza), y por supuesto esta contraindicado hacerlo sin supervisión de un profesional que controle tu actividad.

El pilates practicado en clínica y dirigido por fisioterapeutas es lo más apropiado en esta situación.

Cuando empezar

Lo más recomendable es a partir de la 9 semana de gestación (si se ha hecho pilates previamente), o a partir de la 12 (si es la primera vez), desde entonces os guiaremos en el pilates embarazo hasta el final del mismo.

¡Y lo mejor es que después de dar a luz se puede volver a prácticar!M

Además estamos de promoción: Te regalamos lo que queda de febrero con tu mensualidad de marzo.

Llámanos e infórmate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies