Bienvenido a Fisioterapia Bailío

Horas de apertura : Lunes a Viernes - 9 a 14 y 16 a 21
  Contacto : 957 047 937 - 695 904 730

Sí, la fisioterapia puede ayudarte durante el embarazo

Muchas mujeres no lo saben, pero lo cierto es que la fisioterapia puede ser muy beneficiosa durante el embarazo. Al fin y al cabo, todo periodo de gestación implica un gran cambio físico al que cuesta acostumbrarse, especialmente cuando no sabemos exactamente qué está ocurriendo dentro de nuestro cuerpo. En este sentido, la fisioterapia tiene un componente didáctico que resulta muy útil para conectar con el bebé desde el primer momento y ser consciente de todo el proceso, reconociendo todas las etapas y corrigiendo aquello que hacíamos mal por puro desconocimiento.

Cambios

El embarazo lleva aparejado un aumento de peso progresivo que se manifiesta especialmente en la parte delantera del cuerpo. Ese cambio fisiológico crea un desequilibrio en el cuerpo y modifica la postura, de ahí que las personas que están encintas suelan sufrir dolores de espalda, abdomen, ingles, ciática, etc. Afortunadamente, el fisioterapeuta dispone de los conocimientos necesarios para paliar estos síntomas con ejercicios específicos que se adaptan a la situación de cada paciente. Hay molestias que no se pueden evitar, pero muchas otras, sí.

Educación maternal

Una de las grandes preocupaciones de las primerizas es enfrentarse a lo desconocido. Tanto sus familiares como sus amigas suelen contarles sus experiencias, pero cada embarazo es un mundo. De hecho, no hay nada más singular y personal que dar a luz a tu hijo. Por todo ello, obtener la máxima información sobre el embarazo de manos de un profesional sanitario siempre es valiosísimo. No sólo cuenta lo que harás en las sesiones de fisioterapia, sino también lo que escucharás.

Actividad física

No es verdad que una embarazada deba guardar el máximo reposo posible desde el primer día de gestación hasta el último. Más bien al revés, resulta importante que la mujer se mantenga activa físicamente e intente llevar una vida prácticamente normal hasta, al menos, la última fase del embarazo. Es cierto que el aumento de peso limita y que hay que tomar ciertas precauciones, pero hay que desligar ya la imagen de que una persona encinta es una persona temporalmente discapacitada.

Hábitos

La fisioterapia para embarazadas incide en la higiene postural. Son precisamente las malas posturas las que ocasionan la mayoría de los problemas para conciliar el sueño durante el embarazo, y ya se sabe que una persona que duerme mal es una persona cansada. Para evitar este problema, los fisioterapeutas damos consejos sobre qué postura es la más adecuada para cada paciente, cómo colocar correctamente los cojines para que el descanso sea más eficaz, etcétera. Asimismo, ofrecemos pautas para controlar la respiración -la cual también se ve muy afectada durante los nueve meses- y mantenerse siempre bien hidratada. Todo ello con vistas al parto, que es el momento más importante del embarazo y para el que conviene estar preparada tanto a nivel físico como emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies